➟ Comunidad

Nos pide presencia y solidaridad; con los jóvenes, los más pobres y un servicio valiente a la justicia y a la paz para una convivencia humana más respetuosa de la dignidad; de todos”.

Ante la realidad compleja en la que vivimos, marcada por una profunda crisis de valores, violencia, corrupción y pobreza, pero a la vez con signos positivos como la solidaridad, el trabajao y la acogida; somos presencia significativa en nuestros territorios a través de la Educación como camino de Ciudadanía Evangélica, que exige una presencia solidaria entre las niñas, jóvenes y adultos, especialmente los más necesitados.

Una clave importante que traduce y explica la tradición educativa del Instituto es la vida de María Dominga Mazzarello. Aunque no haya escritos suyos que se refieran a la educación, podemos reconocer oficialmente su “ministerio educativo”, a través de lo que ella misma ha vivido. Uno de los criterios educativos de gran importancia fue para ella la prioridad de la persona; a través de su personal adhesión al proyecto de Dios quería llevar a todas las jóvenes al encuentro único con Jesús. El mensaje educativo de María Dominga Mazzarello está caracterizado por realismo y lo concreto, por el trabajo y por la educación a la laboriosidad. La obra educativa es como el don de su vida, don de sí en el amor con alegría serena y contagiosa que se convertía en pedagogía de la alegría y con gran apertura a la colaboración.

TOP